martes, 13 de mayo de 2014

EQUIPOS - CHICAGO BULLS (1966-)







Historia

Chicago Bulls es la tercera franquicia formada en Chicago, después de los Packers/Zephyrs (actualmente Washington Wizards) y los Stags (1946-1950). El equipo comenzó su trayectoria en la NBA en la temporada 1966-67, e inmediatamente se mostraron como el mejor equipo proveniente de un draft de expansión, logrando clasificarse para los playoffs.2 Sus dos primeras temporadas las disputaron en el International Amphitheatre, antes de trasladarse al Chicago Stadium. Durante los siguientes años, los Bulls intentaron configurar un equipo que fuera competitivo, aunque no lograron en esa época destacar. Durante los años 70, eran conocidos como un equipo rudo, batallador, con una gran mentalidad defensiva. La base del equipo la conformaban un duro defensor como Jerry Sloan, los aleros Bob Love y Chet Walker, el base anotador Norm Van Lier y los pívots Clifford Ray y Tom Boerwinkle. Sin embargo, el equipo solamente consiguió un título de división, y no consiguió alcanzar las Finales de la NBA.



A finales de los 70 y principios de los 80 el equipo tocó fondo. Sólo consiguió clasificarse para los playoffs en una ocasión en 7 temporadas. En 1979, una moneda pudo haber cambiado el signo de la historia. Los Bulls se jugaron a cara o cruz la primera elección en el Draft de la NBA de 1979 ante Los Angeles Lakers. El General Manager de Chicago, Rod Thorn, pidió "cara"...y salió "cruz". Los Lakers eligieron a Magic Johnson, mientras que los Bulls tuvieron que conformarse con David Greenwood en la segunda elección.3



Artis Gilmore adquirido en el draft de dispersión de la ABA en 1976 lideraba al equipo, que se reforzó con el base Reggie Theus y el alero Orlando Woolridge, pero ni aun así eran capaces de ofrecer a sus aficionados unos buenos resultados. Como consecuencia de ello, la directiva de los Bulls decidió dar un giro a su gestión, comenzando por traspasar a Theus a Kansas City Kings durante la temporada 1983-84.

En el verano de 1984 la fortuna del equipo cambió cuando obtuvieron la tercera elección del Draft de 1984, tras Houston y Portland. Los Rockets eligieron a Hakeem Olajuwon, mientras que los Blazers elegían a Sam Bowie, dejando en bandeja de plata a los Bulls la elección del escolta de la Universidad de Carolina, Michael Jordan. Los nuevos propietarios del equipo decidieron reconstruir el equipo tomando como punto de referencia al novato llamado a hacer historia en la NBA.1 Jordan acabó la temporada como tercer máximo anotador de la liga y cuarto en robos de balón, siendo elegido Rookie del Año y en el segundo mejor quinteto de la liga.



Antes de comenzar la siguiente temporada, los Bulls ficharon al base John Paxson, y eligieron en el draft al ala-pívot Charles Oakley, que junto con Jordan y el pívot Dave Corzine formarían la columna vertebral del ataque del equipo en las dos siguientes temporadas. Tras sufrir una rotura en el pie al comienzo de la temporada 1985-86, Jordan acabó como segundo máximo anotador del equipo tras Woolridge. Entraron como octavos y últimos clasificados en los playoffs, por lo que tuvieron que enfrentarse a los Boston Celtics liderados por Larry Bird, que venían de hacer una extraordinaria temporada regular (67 victorias por 15 derrotas). Aunque los Bulls fueron barridos en la eliminatoria por 3-0,6 Jordan se anotó uno de su larga lista de récords de la NBA, tras anotar 63 puntos en un partido de playoff, haciendo que Larry Bird declarara: "Esta noche, Dios se ha disfrazado de Michael Jordan".



En la temporada 1986-87 Jordan continuó su particular asalto al libro de los récords, liderando la liga con 37,1 puntos por partido y llegando a ser el primer Bull nombrado en el Mejor Quinteto de la NBA.8 A pesar de ello, los Bulls fueron de nuevo barridos por los Celtics en los playoffs. El el draft de 1987 eligieron en la octava posición al pívot Olden Polynice, y al ala-pívot Horace Grant en la décima. Pero en un movimiento brillante en los despachos, consiguieron enviar a Polynice a Seattle Supersonics a cambio de la quinta elección del draft, el alero Scottie Pippen.


Con Paxson y Jordan como hombres bajos, Brad Sellers y Oakley en los aleros, Corzine en el pívot, y los novatos Pippen y Grant saliendo del banquillo, los Bulls hicieron mucho más ruido en la temporada 1987-88, ganando 50 partidos en la fase regular, y llegando a las semifinales de la Conferencia Este, donde fueron batidos por los Detroit Pistons, (liga que acabarían ganando Los Ángeles Lakers) en cinco partidos.9 Sin embargo, Jordan se llevó el premio de Jugador más Valioso de la NBA, el primero de los cinco que lograría a lo largo de su carrera.



La temporada 1988-89 estuvo marcada por el movimiento de jugadores. El popular alero Charles Oakley, que lideró la liga en rebotes en 1987 y 1988 fue traspasado a New York Knicks a cambio del veterano pívot Bill Cartwright y una opción en el draft, que aprovecharon para elegir al también pívot Will Perdue. El nuevo quinteto inicial quedó formado por Paxson, Jordan, Pippen, Grant y Cartwright, y le llevó un tiempo el terminar de acoplarse, obteniendo menos victorias en la fase regular que el año anterior. Sin embargo, llegaron a las Finales de Conferencia, cayendo de nuevo ante los futuros campeones, Detroit Pistons.



En la siguiente temporada Jordan lideró la liga en anotación por cuarto año consecutivo, llegando al All-Star Game por primera vez junto a Scottie Pippen. Se notó una mejoría en el juego cuando el entrenador Doug Collins fue reemplazado por su asistente, Phil Jackson. Además, se hicieron con el pívot Stacey King y el base B.J. Armstrong en el draft de 1989. Con esas incorporaciones, pero manteniendo el mismo quinteto del año anterior, los Bulls llegaron de nuevo a las Finales de Conferencia, cayendo por tercera vez consecutiva ante los Pistons.



Ya no quedaban excusas al comienzo de la temporada 1990-91. Con los refuerzos obtenidos, la aspiración debía ser el título de la NBA. Consiguieron un récord de la franquicia al alcanzar las 61 victorias en la fase regular, barriendo en las Finales de Conferencia a los Pistons y cediendo un único partido ante los Lakers de Magic Johnson en las Finales.11 Jordan ganó el MVP tanto en la temporada regular como en las finales, consiguiendo además su quinto título consecutivo de mejor anotador de la liga.



Al año siguiente se repetiría la historia. Superaron el récord de victorias en la temporada regular, situándolo en 67. En la final se encontraron con Portland Trail Blazers, liderados por Clyde Drexler, a los que superaron en 6 partidos. De nuevo Jordan ganaría todos los títulos posibles, incluido el de mejor anotador.



En la temporada 1992-93 los Bulls consiguieron algo que ningún equipo había logrado desde los legendarios Celtics de los 60, ganando el título por tercer año consecutivo.14 Los rivales fueron los Suns del MVP de la temporada, Charles Barkley. Jordan fue de nuevo el mejor jugador de las finales, consiguiendo el récord de mejor promedio de puntos por partido en finales de NBA con 41. También igualó a Wilt Chamberlain al ganar su séptimo título de mejor anotador consecutivo.



Durante el verano, Jordan conmocionó al mundo del baloncesto y a la opinión pública en general al anunciar su retirada de las pistas, pocos meses después del asesinato de su padre.16 Los Bulls quedaron entonces liderados por Scottie Pippen, que se estableció entre los mejores jugadores de la liga tras ganar el MVP del All Star Game, y contó con la ayuda de Horace Grant y B.J. Armstrong, a los que había que añadir a Cartwright, Perdue, el base Pete Myers y el rookie croata Toni Kukoč. A pesar de una fantástica fase regular, con 55 victorias, fueron derrotados en la segunda ronda de los playoffs de la NBA 1994 por los New York Knicks.


Los Bulls comenzaron la temporada 1994-95 diciendo adiós al que había sido su pabellón durante 27 años, el Chicago Stadium, trasladándose a su sede actual, el United Center. Ese año perdieron a Horace Grant y Scott Williams, que se convirtieron en agentes libres y a Bill Cartwright y John Paxson que se retiraron, pero ficharon a Ron Harper, que junto a Steve Kerr, adquirido el año anterior, y los pívots Luc Longley y Bill Wennington, ayudaron a reconstruir el equipo.


Sin embargo, la mejor noticia para los Bulls llegó el 17 de marzo de 1995, cuando Michael Jordan decidió regresar de su retiro. Y lo hizo de la mejor manera posible, anotando 55 puntos ante New York Knicks en su quinto partido tras su vuelta, y llevando a su equipo a los playoffs, donde tras ganar a los Hornets en primera ronda, fueron incapaces de superar al a la postre campeón de la Conferencia Este, Orlando Magic, con jugadores como Horace Grant, Anfernee Hardaway y Shaquille O'Neal, cayendo por 4 a 2.18

Al año siguiente perdieron a B.J. Armstrong en el draft de expansión, pero a cambio lograron un trueque de jugadores con San Antonio Spurs que enviaba a Will Perdue a Texas a cambio del cuatro veces mejor reboteador de la liga, el polémico Dennis Rodman, antiguo miembro de los míticos Bad Boys de los Pistons. Con un cinco inicial con Harper, Jordan, Pippen, Rodman y Longley y con quizás el mejor banquillo de la liga, con jugadores como Kerr, Toni Kukoc, Wennington, Buechler y Randy Brown, los Bulls consiguieron pasar de un balance de 47 victorias y 35 derrotas del año anterior al récord de 72-10.19 Jordan ganó su octavo título de mejor anotador, Rodman el quinto consecutivo como mejor reboteador, y Kerr acabó segundo en porcentaje de tiros de 3. Jordan, además, se alzó con la Triple Corona al ganar el Most Valuable Player (NBA) de la liga regular, del All-Star Game y de las Finales. Krause fue elegido Ejecutivo del Año de la NBA, Jackson Entrenador del Año y Kukoc Mejor Sexto Hombre. Jordan y Pippen fueron elegidos en el mejor quinteto de la liga, y ambos junto a Rodman en el mejor quinteto defensivo, haciendo que los Bulls fueran el primer equipo de la historia en meter a tres jugadores en dicha categoría.


Además, la plantilla de ese año batió varios récords más, incluidos el de mejor balance en partidos fuera de casa (33 victorias, 8 derrotas), el mejor arranque liguero (41-3), la más larga serie de partidos ganados consecutivamente (44, 7 de la anterior temporada) y el mejor comienzo en casa (37-0). Fueron también el segundo mejor equipo de la historia en casa (39-2), sólo por detrás de los Celtics de 1986, que consiguieron un 40-1.21 En las Finales ganaron a los Seattle Supersonics de Gary Payton y Shawn Kemp por 4-2, consiguiendo su cuarto anillo de campeones.22 El equipo de los Bulls de la temporada 1995-96 está considerado como uno de los 10 mejores de la historia de la NBA.


En la temporada 1996-97, los Bulls a punto estuvieron de repetir una campaña con 70 victorias, quedándose a una tras perder sus dos últimos partidos de la fase regular, aunque repitieron su dominio en casa con un 39-2.24 Tras arrasar de nuevo en los playoffs, se plantaron en la final ante los Utah Jazz de John Stockton y Karl Malone, ganando su quinto título de la década.25 Jordan ganó su noveno título de máximo anotador, Rodman su sexto consecutivo en rebotes, mientras que el propio Jordan y Scottie Pippen, junto con Robert Parish, que jugó su última temporada en activo con los Bulls, fueron incluidos ese año, celebración del 50 aniversario de la NBA, entre los 50 mejores jugadores de la historia de la liga.

Los Bulls consiguieron lo que se denominó "repeat the three-peat"27 ganando 62 partidos de la liga regular y logrando imponerse en las Finales de la NBA de 1998 a Utah Jazz por 4-2.28 Jordan se hizo de nuevo con todos los títulos posibles a nivel individual, incluida su décima corona de máximo anotador, mientras Rodman se hacía con su séptimo título de mejor reboteador.


El verano de 1998 trajo consigo un repentino final a la era de los campeonatos.30 Krause se dio cuenta de que la plantilla de los Bulls estaba demasiado envejecida para seguir compitiendo a un alto nivel, por lo que decidió reconstruir el equipo para evitar un lento pero doloroso declive de sus estrellas. Su plan consistía en deshacerse de los jugadores que habían sido hasta entonces pilares del equipo y adquirir novatos en puestos altos del draft. Así, traspasó a Scottie Pippen a Houston Rockets a cambio de varios jugadores que no llegaron a jugar en el equipo, renunció a la renovación de Dennis Rodman y traspasó a Luc Longley y Steve Kerr a cambio de elecciones en drafts futuros. Contrató a un entrenador sin experiencia en la NBA, Tim Floyd, que había llevado un exitoso programa en la Universidad de Iowa State. Tras la marcha de Phil Jackson, Jordan anunció su segunda retirada oficial.


El nuevo quinteto quedó formado por el base Randy Brown, Ron Harper de escolta, Brent Barry de alero, Toni Kukoc en el ala-pívot y Bill Wennington como pívot. Kukoc lideró al equipo en puntos, rebotes y asistencias, pero el equipo solamente ganó 13 partidos de 50 en la temporada 1998-99, que estuvo marcada por la huelga de jugadores.


Tras un año desastroso, al fin una buena noticia llegaba a los Bulls: ganaron la lotería del draft y se hicieron con los derechos del ala-pívot Elton Brand. Tras perder a Harper, Brown, Wennington y Barry en la post-temporada, Brand y su compañero el también rookie Ron Artest lideraron al equipo en esta temporada, sobre todo tras la grave lesión de Toni Kukoc que se perdió prácticamente toda la temporada. Brand promedió más de 20 puntos y 10 rebotes por partido, algo que no se veía en Chicago desde los tiempos de Artis Gilmore.32 Lideró a los rookies en puntos, rebotes, tapones, porcentaje de tiros de campo y minutos, mientras Artest hacía lo propio en robos de balón, además de terminar segundo máximo anotador del equipo. Todo ello conllevó que Brand fuera elegido co-Rookie del Año de la NBA junto a Steve Francis de Houston Rockets, y Artest fue elegido en el segundo mejor quinteto. A pesar de ello, el equipo acabó con un balance de 17 victorias por 65 derrotas, el segundo peor de su historia.


Tras un verano en el que tantearon a todos los agentes libres de calidad que había en el mercado, gente como Tim Duncan, Grant Hill, Tracy McGrady, Eddie Jones y Tim Thomas rechazaron incorporarse a los Bulls. Pudieron fichar, sin embargo, a Brad Miller y al base Ron Mercer, eligiendo en el Draft del 2000 a Marcus Fizer,35 y traspasando los derechos de Chris Mihm a Cleveland a cambio de los derechos del base Jamal Crawford. Brand volvió a liderar al equipo en puntos y rebotes, pasando de nuevo de 20 y 10 respectivamente, pero las nuevas adquisiciones fallaron, llevando al equipo al peor balance de victorias de su historia, con un 15-67.


Krause sorprendió a los aficionados el día que se celebró el Draft de la NBA de 2001, cuando traspasó a su jugador-franquicia Brand a cambio de la segunda elección del draft, Tyson Chandler, y eligiendo en la cuarta posición a Eddy Curry. No se esperaba demasiada contribución de ambos, aunque fuesen potenciales jugadores franquicia, ya que el equipo carecía de veteranos que lideraran al mismo. Mediada la temporada fueron traspasados los tres máximos anotadores del equipo, Mercer, Artest y Miller junto con Kevin Ollie a Indiana Pacers a cambio del veterano base Jalen Rose, Travis Best y Norman Richardson. También se produjo un cambio en el banquillo, siendo destituido Floyd y haciéndose cargo del grupo su asistente, el antiguo jugador de los Bulls Bill Cartwright. El equipo mejoró su balance de victorias, pasando de 15 a 21, aunque acabaron empatados por el último puesto de la liga.


Los Bulls afrontaron la temporada 2002-03 con optimismo. Eligieron a la estrella universitaria Jay Williams en la segunda posición del draft, que junto con Rose, Crawford, Fizer, el recién llegado Donyell Marshall, Curry, Chandler y el base Trenton Hassell formaron un equipo joven y con ganas que mejoraron los números del año anterior, situándose en las 30 victorias, en la primera temporada completa de Bill Cartwright como entrenador. Curry lideró la liga en porcentaje de tiros de campo, la primera vez desde la retirada de Jordan que un Bull acababa primero en una estadística principal de la liga.


Durante el verano de 2003, el muchos años General Manager del equipo Jerry Krause se retiró, dejando su puesto a John Paxson. Jay Williams, tras una prometedora temporada como rookie, sufrió un grave accidente de moto que lo alejó de las canchas durante más de 3 años. Paxson seleccionó en el draft de 2003 al base Kirk Hinrich, y firmó al veterano agente libre y antiguo jugador franquicia Scottie Pippen. Con todos estos mimbres, los Bulls esperaban que parte de la antigua magia de la época de los campeonatos regresara. Sin embargo no fue así. Varios lesionados y un comienzo de temporada por debajo del nivel que se esperaba hicieron que en diciembre fuera destituido Cartwright, siendo sustituido por Scott Skiles. La llegada de Antonio Davis procedente de los Toronto Raptors tampoco ayudó a que el equipo llegara a clasificarse para los playofss, acabando con 23 victorias y 59 derrotas.


En la post temporada del 2004, Paxson traspasó los derechos de una elección en el Draft de la NBA de 2005 a Phoenix Suns a cambio de una elección en el del 2004. Usó ésta para hacerse con los servicios del escolta de la Universidad de Connecticut Ben Gordon y el alero de Duke Luol Deng en la primera ronda, y con el base Chris Duhon en la segunda. Además contrató al agente libre Andrés Nocioni, que acababa de ganar el oro en los Juegos Olímpicos con la selección de Argentina.40 Tras perder los nueve primeros partidos de la temporada, los Bulls empezaron a mostrar señales de mejora. Acabaron la liga regular con un balance de 47 victorias por 35 derrotas, siendo la tercera mejor marca de la Conferencia Este, accediendo 5 años después a los Playoffs de 2005, donde cayeron en primera ronda ante Washington Wizards por 4-2. Tras la finalización de la temporada, Gordon se convirtió en el primer rookie en ganar el premio al Mejor sexto hombre y el primer Bull en ganarlo desde 1996 cuando hizo lo propio Toni Kukoc.


Sin una importante presencia en los postes, los Bulls renquearon durante toda la temporada 2005-06. Pero en un gran final de liga regular, con un parcial de 12 victorias y 2 derrotas, lograron meterse en los Playoffs de 2006. Allí se encontrarían con Miami Heat. Después de dos apretados partidos en Florida que acabaron con derrota de los Bulls, éstos acabaron igualando la eliminatoria en Chicago. Sin embargo, dos nuevas derrotas los dejaron fuera de la lucha por el anillo de campeón. La inexperiencia de gran parte de la plantilla en partidos de post temporada fue la clave para no haber llegado más lejos.


En el Draft de 2006 los Bulls se hicieron con los derechos del ala-pívot LaMarcus Aldridge, que traspasaron inmediatamente a los Blazers a cambio de los aleros Tyrus Thomas y Viktor Khryapa. En una segunda maniobra, traspasaron a Rodney Carney a Philadelphia 76ers a cambio del base Thabo Sefolosha. Pasado el verano, contrataron al cuatro veces Mejor Defensor de la NBA Ben Wallace por 4 temporadas y 60 millones de dólares.44 Tras la firma de Wallace, traspasaron a Tyson Chandler, el único jugador que quedaba de la era Krause a New Orleans Hornets a cambio del veterano ala-pívot P.J. Brown y J.R. Smith, y con el dinero sobrante de la operación, sin llegar al límite salarial, firmaron al antiguo capitán de los Bulls Adrian Griffin.


La temporada 2006-07 comenzó con un desesperanzador 3-9, pero acabaron la liga regular con 49 victorias y 33 derrotas, la tercera mejor marca de la Conferencia Este. Volvieron a cruzarse con los Heat, el defensor del título logrado el año pasado, pero a diferencia de la temporada pasada, los Bulls barrieron a los de Miami por 4 a 0. Era su primera victoria en una serie de playoffs desde 1998, la última temporada de Jordan.


Se encontraron en segunda ronda con Detroit Pistons, la primera vez que se encontraban con ellos en playoffs desde 1991. Los de Detroit ganaron los 3 primeros partidos, y ningún equipo ha conseguido a lo largo de la historia remontar tal diferencia. Los Bulls ganaron los dos siguientes, rozando el milagro, pero en el sexto partido cayeron por 10 puntos de diferencia.



El comienzo de la temporada 2007-08 fue malo, perdiendo 10 de los primeros 12 partido, lo que hizo que Scott Skiles fuera destituido como entrenador el 24 de diciembre de 2007. Lo sustituyó interinamente Jim Boylan, con quien se mejoró ligeramente, pero no lo suficiente como para conseguir remontar el vuelo y alcanzar los playoffs. Cabe mencionar que durante esta temporada se produjeron continuas lesiones en los tres pilares de lo que habían sido los llamados "Baby Bulls", Gordon, Deng y Hinrich.


La temporada 2008-09 supuso un nuevo retorno de la franquicia de Illinois a los playoffs. Primeramente, el draft de la NBA 2008, los Bulls consiguieron hacerse con la elección número 1, lo que significó el segundo porcentaje más bajo con el que una franquicia ha ganado la lotería: un 1.37%. La temporada empezó con el novato Derrick Rose, escogido con esa elección número 1, mostrándose como un gran jugador con un potencial tremendo. Rose finalizaría la temporada como Rookie del año.


Sin embargo, mediada la temporada no parecía claro que los Bulls fueran a mejorar la mala temporada realizada el año anterior; entonces se produjo un punto de inflexión. El 19 de febrero de 2009, Sacramento Kings traspasó a John Salmons y a Brad Miller a los Bulls a cambio de Andrés Nocioni, Drew Gooden, Michael Ruffin y Cedric Simmons. Con las nuevas incorporaciones Chicago empieza una remontada en la tabla alcanzando la séptima plaza que le dio derecho a jugar los playoff del Este.


Su rival en postemporada serían los Boston Celtics, campeones el año anterior. La serie fue especialmente igualada y emocionante, llegando a ser calificada por muchos como la mejor serie de los últimos 10 años, yéndose a los siete partidos, seis de ellos con prórrogas y con unos Bulls que tuvieron opciones hasta el final. Pero finalmente los aguerridos Bulls sucumbieron ante los vigentes campeones. Ese verano, además, los Bulls perdieron a su escolta estrella, Ben Gordon, quien pasó a ser agente libre y decidió marchar a jugar con los Detroit Pistons.


Sin embargo, la plantilla no quedó tan descompensada tras la marcha de Gordon, y en la Tem con Rose subiendo el nivel con 20,8 puntos y 6 asistencias por partido, Joakim Noah demostrando grandes dotes defensivos, y un buen rendimiento del novato Taj Gibson, alcanzan un récord de 41-41 por segundo año consecutivo, clasificando para la postemporada en el 8.º lugar de la Conferencia Este donde se enfrentarían a los Cleveland Cavaliers de LeBron James, el equipo con el mejor record de la temporada. Al igual que los Play Offs anteriores, los de Chicago dieron batalla pero no consiguieron la hazaña cayendo por 4-1. Taj Gibson acabaría dentro del Mejor quinteto de rookies de la NBA.


De cara a la nueva temporada, en Chicago se respiraban nuevos aires. Se contrata como entrenador jefe a Tom Thibodeau, ex entrenador asistente de los Boston Celtics, reconocido por su gran trabajo defensivo. Sólo 5 jugadores continuarían en el equipo, Derrick Rose, Luol Deng, James Johnson, Taj Gibson y Joakim Noah. Con un espacio salarial suficiente para conseguir a un gran agente libre, entre los cuales se encontraban LeBron James, Dwyane Wade, Chris Bosh (los 3 firmarían en Miami Heat), Amar'e Stoudemire, Dirk Nowitzki y Carlos Boozer.


Finalmente, sería Boozer, el Ala-Pívot proveniente de los Utah Jazz quién firmaría por 5 años y 80 millones de dólares. Además, se integran a la plantilla C.J. Watson, Ronnie Brewer, Keith Bogans, Kyle Korver, Ömer Aşık, Kurt Thomas, Brian Scalabrine y John Lucas III. Con un buen quinteto titular y un banquillo interesante, los Bulls prometían hacer mucho más que las últimas 2 temporadas. A pesar de las lesiones que aquejaron durante gran parte de la fase regular a Boozer y Noah, Derrick Rose impresionaba con un nivel que le llevaría al MVP, promediando 25 puntos, 7,7 asistencias, 4,1 rebotes, con actuaciones memorables consiguiendo marcas personales de 42 puntos contra los San Antonio Spurs, 17 asistencias contra los Milwaukee Bucks, y un triple-doble contra Memphis Grizzlies (el primero de su carrera), además de ser el gran artífice del récord 62-20 que alcanzarían los de Chicago, máximo de la liga en la temporada. En playoffs vencieron a Indiana Pacers y Atlanta Hawks, siendo derrotados en las Finales de Conferencia por los Miami Heat del big-three Dwyane Wade, LeBron James y Chris Bosh.


Para la temporada 2011-12, los Bulls se hicieron con Jimmy Butler en la 30º posición del draft y ficharon al experimentado Richard Hamilton procedente de Detroit Pistons, además de extender el contrato de Derrick Rose por 5 años. Este acudiría a los All-Star Game de la NBA 2012 como el tercer más votado, detrás de Dwight Howard y Kobe Bryant.


La temporada 2012-13 se podría resumir en una palabra, lesiones, a la lesión de su máxima estrella Derrick Rose para toda la temporada se unían continuamente las de Hinrich, Hamilton, Deng, Gibson, Noah... Un equipo muy mermado físicamente al que no acompañaron las lesiones. Pese a ello y tirando de casta y orgullo y con la sabiduría y el saber hacer de su entrenador Tom Thibodeau consiguieron obtener la 5.ª plaza en el Este clasificándose para Playoffs con un balance de 45-37, así se enfrentaron a los reubicados Brooklyn Nets en primera ronda, serie que tuvo que irse al 7º partido en cancha visitante, pese a ello los Bulls consiguieron ganar haciendo un muy buen partido, siendo esta la primera victoria en la historia de la franquicia en un séptimo partido en cancha visitante (1-6), certificaron de esta manera su pase a semifinales de conferencia donde les esperaba Miami Heat, vigente campeón de la NBA. 

Consiguieron ganar el primer partido en Miami robando así el factor cancha pero cayeron en los siguientes 4 partidos debido sobre todo al agotamiento de la primera serie y a la poca y mermada plantilla de los de la Ciudad del Viento. Pese a la eliminación en segunda ronda muchos calificaron esta temporada como una de las mejores de la era post-Jordan, supieron luchar contra las adversidades en forma de lesiones continuas muy importantes para el equipo y obtuvieron victorias en temporada regular muy importantes, como la que cortó la racha de Miami de 27 partidos seguidos sin perder (segunda racha más larga en la historia tras los 33 de Lakers).




Jugadores del Basketball Hall of Fame

    -George Gervin
    -Robert Parish
    -Nate Thurmond
    -Michael Jordan
    -Scottie Pippen
    -Dennis Rodman

Números retirados

   * 4 Jerry Sloan, Base, 1966-76
   * 10 Bob Love, Alero, 1968-76
   * 23 Michael Jordan, Escolta, 1984-93 & 1995-98
   * 33 Scottie Pippen, Alero, 1987-98, 2003-04


Pabellones



    International Amphitheatre (1966-1968)

    Chicago Stadium (1968-1994)

    United Center (1994-presente)





Datos históricos:

Fundación          1966
Colores :            Rojo, negro y blanco             

Propietario(s)   Jerry Reinsdorf

Presidente         Gar Forman

Entrenador        Tom Thibodeau

Equipo afiliado Iowa Energy

Estadio cubierto              United Center

Ubicación            Chicago, Illinois

Conferencia       Conferencia Este

División                División Central

Títulos 6 (1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998)

Títulos de conferencia 6 (1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998)

Títulos de división           9 (1975, 1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998, 2011, 2012)


No hay comentarios:

Publicar un comentario