sábado, 12 de abril de 2014

GRANDES PELEAS - VÍCTOR GALÍNDEZ vs. LEONARD HUTCHINS (Luna Park, 7/12/1974)









EL PARADIGMA DE LA DETERMINACIÓN (*)




(*) texto de Carlos Irusta




El 7 de diciembre de 1974, Víctor Emilio Galíndez tuvo el primer compromiso más importante de su carrera al vencer, en otro estadio legendario como el Luna Park, a Len Hutchins, por el campeonato mundial medio pesado AMB, que se encontraba vacante.

En 1974, Víctor Galíndez logró su pelea de campeonato mundial, tras largas gestiones de Juan Carlos Lectoure. Galíndez accedió a esa chance enfrente a Leonard "Len" Hutchins. La corona había sido dejada vacante por el retiro de Bob Foster. Galíndez, quien por entonces tenía 26 años, sufrió un tremendo choque cuando viajaba con su Torino, unas semanas antes de la pelea. Sufrió cortes en el cuero cabelludo y le quedó un tobillo dañado. Cuando Lectoure le insinuó postergar la pelea para que pudiera recuperarse, la respuesta inmediata fue: "No, don Tito, a ver si le dan la pelea a otro y me quedo sin nada...tranquilo, yo peleo igual". Y cumplió.


Galíndez combatió esa noche con desesperación, coraje y actitud. Desprolijo, lanzando golpes abiertos y anunciados, mandó a la lona a Hutchins en el primer round y se puede decir que el combate se terminó allí, porque el norteamericano no logró recuperarse más. En el cuarto, la campana lo salvó a Hutchins, quien cayó en el asalto siguiente. En el octavo, más por un empujón que por golpe, Galíndez derribó de nuevo a Hutchins, mientras un sector del público empezaba a pedirle al referí Jesús Celis que detuviera el ya desigual combate. Hubo una cuenta de pie en el 12do asalto, hasta que por fin, se produjo el abandono en el 13ro. Hutchins fue trasladado al hospital Costa Boero a las dos de la mañana. Lo acompañaron además de los médicos del hospital, Tito Lectoure y el doctor Roberto Paladino, médico de Galíndez. 

Cuando ya se retiraban del hospital -el susto había pasado- Lectoure le preguntó a Harry Grooms, el técnico de Hutchins si necesitaba algo y la respuesta no se hizo esperar: "Si le parece bien, arreglemos la bolsa". Drama, gloria, festejo, derrota... sensaciones que  Víctor Galíndez paladeó y sufrió, al igual que Oscar Bonavena caído derrotado en su épica batalla frente a Alí un mismo 7 de Diciembre. Amigos en la vida, protagonistas también de trágicos destinos. 


Clip - fragmento de la pelea:



Fuente: Columna archivo de ESPN Deportes por Carlos Irusta (7/12/2013)



No hay comentarios:

Publicar un comentario