jueves, 28 de febrero de 2013

PERFILES - CHRIS WEBBER (1973-)






TALENTO MALDITO:
UN "KING" SIN CORONA


 

Desde muy jóven, Christopher Mayce Edward Webber III (1/3/73), se ganó la fama de jugador maldito. Formó parte de uno de los mejores y más recordados equipos de la liga universitaria, los fab five de Michigan, juntándolo con jugadores de la talla de Juwan Howard o Jalen Rose. El talento y la magia les valió para llegar a dos finales consecutivas – las dos únicas temporadas que Webber estuvo ahí – aunque en ambas ocasiones tuvieron que conformarse con el segundo puesto.

Durante la segunda final, a falta de 11 segundos y perdiendo por dos en el marcador, Webber pidió un tiempo muerto con la mala fortuna de que su equipo ya no tenía más disponibles. Esto le costó una técnica y la pérdida de balón, lo que supuso la victoria de Carolina del Norte. Este incidente marcaría de por vida la carrera profesional de Chris Webber y ensombreció uno de los mayores talentos jamás vistos en la posición de 4.


Tras solo dos años en la universidad, Webber entró en el draft de 1993 y fue elegido en la primera posición por los Orlando Magic, pero fue traspasado a los Golden State Warriors a cambio de ‘Penny’ Hardaway y tres futuras rondas del draft. Su primer año fue espectacular y se hizo con el premio de mejor rookie del año, promediando 17,5 puntos y 9,1 rebotes, y llevó a su equipo a los playoffs.

Pero su relación con Don Nelson fue empeorando poco a poco por la insistencia del entrenador en que Webber jugase en el poste bajo – algo que le impedía mostrar todo su talento de cara al aro–. La situación se hizo insostenible al segundo año y Webber pidió el traspaso. Su próxima parada serían los Washington Bullets a cambio de Tom Gugliotta y tres futuras primeras rondas del draft.

Durante su estancia en los Bullets – Wizards a partir del año 1997 – Webber consiguió su primera aparición en un All-Star y llevó a su equipo a los playoffs, donde serían arrasados por los Bulls de Michael Jordan. Fue el 14 de mayo de 1998 el día que marcaría su carrera en la NBA. Fue traspasado en contra de su voluntad y a cambio de Mitch Richmond y Otis Thorpe a los Sacramento Kings, un equipo hasta entonces perdedor. 

Ese mismo verano, los Kings se hicieron con los servicios de Peja Stojakovic y de Vlade Divac y draftearon al excéntrico y talentoso Jason Williams. Juntos formaron uno de los mejores equipos de baloncesto de las últimas décadas, con un baloncesto bello y alegre. Fueron los pioneros de un juego completamente ofensivo, que llegaría a su súmmum con los Phoenix Suns de Mike D’Antoni o los Warriors de Don Nelson. 

En su primer año, la temporada del Lockout, Webber liderò la liga en rebotes y sus Kings cayeron en los playoffs contra los Jazz de Malone y Stockton. Durante las siguientes tres temporadas los Kings perdieron contra los Lakers en los playoffs, incluyendo la anteriormente mencionada final de conferencia de 2002. En lo personal, Webber llegó a promediar 27 puntos por partidos y 11 rebotes, quedando cuarto en la votación de MVP en el año 2001.

La temporada 2002/2003 supuso otro punto de inflexión en la carrera de Chris Webber. Esta vez para mal. Primero formó parte del escándalo de la Universidad de Michigan, por la que varios jugadores, incluyéndolo, habían recibido dinero de Ed Martin, empleado de la universidad. Tras mentir en el juicio, Webber fue condenado a pagar una multa de 100.000 dólares y a 330 horas de servicio a la comunidad. 

En lo estrictamente deportivo, tras realizar una fantástica temporada y ser nombrado jugador del segundo mejor quinteto de la NBA, los Kings llegaron a la semifinal de conferencia contra los Dallas Mavericks. Durante el segundo partido Webber se rompió la rodilla y su equipo cayó eliminado en 7 partidos. El alero tuvo que estar de baja durante un año y cuando volvió su agilidad y movilidad no eran las mismas. Ya nunca volvería a ser el jugador que era antes de esta lesión, habiendo perdido la explosividad y, peor aùn, la confianza en si mismo.



En la temporada 2005 fue traspasado a los Philadelphia 76ers, donde formó dúo con Allen Iverson. Si bien en otra época hubiese sido un equipo temido, las rodillas mermadas de Webber y un Iverson en el crepúsculo de su carrera no llegaron a congeniar demasiado y cayeron en primera ronda de los playoffs contra los Pistons. La carrera de Webber cayó en picado y en el 2007 los Sixers decidieron prescindir de sus servicios. Fue entonces cuando firmó por los Pistons, el equipo de su ciudad natal. Siendo ya un jugador de segundo nivel, consiguió llegar a su segunda final de conferencia, donde perdieron con los Cavaliers de LeBron James. Tras esto, los Pistons no lo renovaron y recaló una vez más en el equipo donde comenzó su andadura por la NBA, los Golden State Warriors. Atenuado por las lesiones, un crepuscular y fràgil Webber solo disputó 9 partidos promediando 3 puntos. Un triste e injusto final para uno de los jugadores con mayor talento que ha pisado una pista de baloncesto. 

Llegó a la NBA con ese terrible estigma que le acompañó toda su vida: pedir un tiempo muerto cuando su equipo ya no tenía en la final universitaria de 1993. Aquel error le costó el título a Michigan y persiguió a Webber a lo largo de toda su carrera. Después llegaron los problemas con Don Nelson que le hicieron jugar un sólo año en Golden State después de que el equipo usara a Penny Hardaway como moneda de cambio en la misma ceremonia del Draft. Luego llegaron buenos años en Washington (menos en 1995-96, donde jugó sólo 15 partidos por lesión) y su explosión definitva en Sacramento liderando uno de los mejores equipos de la úiltima década al que sólo le faltó estar presente en unas Finales.

Webber es un jugador que ha tenido que luchar contra muchos obstáculos en su carrera, incluyendo a sí mismo, y que debe ser catalogado como uno de los mejores ala-pívots de la NBA de los últimos 15 años. Màs allà de su fracaso a la hora de lograr un tìtulo de Liga no se debe menospreciar la figura de un jugador que ha terminado su carrera con un 20-10-5 en puntos, rebotes y asistencias en la NBA. Menos aún, el hecho de haber colocado a la franquicia de Sacramento Kings dentro del mapa grande la NBA, siendo el líder de un conjunto que jugó durante un lustro el mejor basquet de la Liga.
Elegante fuera y dentro del parquèt, C-Webb poseìa la sonrisa y espectacularidad de Magic Johnson y el juego implacable e imponente de Karl Malone. Con su versatilidad redefinió la posición de '4' moderna, viéndole reventar defensas rivales con su talento, desparpajo y fuerza.



Ficha personal:



Posición:      Ala-Pívot


Universidad:   Universidad de Míchigan (1991-1993)


Draft:         1ª ronda (puesto 1) 1993 por Orlando Magic


Dorsales:      4 - 2 - 84


Promedios:     20.2 ppg, 9.8 rpg, 4.8 apg, 1.4 stl, 1.4 bkl


Experiencia:   15 temporadas



Trayectoria



-Golden State Warriors (1993-1994/2008)


-Washington Bullets/Wizards (1994-1998)


-Sacramento Kings (1998-2005)


-Philadelphia 76ers (2005-2007)


-Detroit Pistons (2007)

 

 Logros


-Naismith Prep. Player of the Year Award (1991)


-Finalista NCAA Tournament (1992-1993)


-Rookie del Año de la NBA (1994)


-Mejor quinteto de rookies de la NBA (1994)


-5 veces All Star (1997, 2000-2003)


-1° quinteto ofensivo de la NBA (2001)


-2º quinteto ofensivo de la NBA (1999, 2002, 2003)


-3º quinteto ofensivo de la NBA (2000)


-Máximo reboteador de la NBA (1999)


-Dorsal #4 retirada por los Sacramento Kings (2009)


miércoles, 27 de febrero de 2013

FOTOGRAMAS - ROBERT HORRY SENTENCIA A LOS KINGS (Finales de Conferencia Oeste, 2002)



Instantàneas: Big Shot Rob. Corría el año 2002 y quedaban 7 segundos para que se acabara el cuarto partido de la final de la Conferencia Oeste de la NBA. Los Sacramento Kings iban ganando 2-1 la serie y marchaban 2 puntos arriba en el marcador. Webber marcaba en la línea de tres a Robert Horry, pero su mirada se centraba en el lado derecho de la cancha, donde Kobe Bryant se deshacía de Doug Christie y atacaba el aro. La “suerte” quiso que Vlade Divac, atento, saliese a la ayuda y evitara la canasta del escolta. El rebote cayó a las manos de Shaquille O’neal, con tres segundos por jugar. Chris Webber se le acerca para molestarlo, pero de nuevo es el serbio el que impide que el pivot anote y aleja el balón de la zona. La pelota cae en las manos del especialista Robert Horry, más atrás de la línea de triple. Webber corre hacia él. Horry. Con solo un segundo en el cronómetro, armó el brazo rápido y lanzó a canasta. A Webber no le dio tiempo a girarse y ver cómo el balón entraba, limpio. Los Lakers vencieron por 1 punto. Un nuevo jarro de agua fría para los Kings, que de verse con un 3-1 a favor y volver al Arco Arena, se tenían que conformar con un 2-2 y frente a su bestia negra. La eliminatoria terminaría con la victoria – no exenta de polémica – de los angelinos por 4-3 y la primera de las dos veces que Webber se quedó a las puertas de una final de la NBA.

Clip - The Clutch Shot:

 

martes, 26 de febrero de 2013

ARTÌCULOS - ENTREVISTA A MICHAEL SCHUMACHER (Revista F1 Racing, 2008)



SER LEYENDA


-->
Michael Schumacher aparece en la entrevista con una elegante camisa blanca dejando entrever un crucifijo de los que ahora se gastan las estrellas mediáticas.
 
Bueno, Michael, ¿cómo le ha ido la vida desde que se retiró de la F1?
Ha sido interesante. Seré sincero, tuve algunas posibilidades de volver, pero lo cierto es que nunca llegó un momento en que dudara que había tomado la decisión correcta retirándome. Me encanta mi libertad. Sigo implicado con Ferrari en el departamento de carreras y además en el de producción, y también he hecho bastante carreras de motos.
Háblenos de las carreras de motociclismo. ¿Se le ha hecho extraño pasar de ser el dominador absoluto del pelotón a un participante más?Simplemente me encanta la sensación de correr en moto. Soy un principiante, y eso significa que tengo que mirar lo que hay detrás de mí, no lo que hay delante. Pero me hace feliz; es un bonito deporte que me ofrece cierta dosis de competición, pero sé que nunca seré lo bastante competitivo como para ganar campeonatos. Bueno, al menos no campeonatos importantes…
¿Cómo son los otros pilotos con usted? ¿Todos quieren cargárselo porque es MS?
(Risas) Creo que no. Es que, en el motociclismo es muy distinto: no es rueda con rueda, es codo con codo, y todo el mundo sabe que si te caes te haces daño. Y los pilotos contra los que corro son duros, pero lo son con todos.
¿Qué echa más de menos de la F1?
Principalmente ver a mis amigos; hay muchos tíos con los que he jugado al fútbol, he estado en fiestas geniales y también he tenido momentos malos. Hemos compartido muchas experiencias increíbles, y cada vez que los veo es magnífico para todos nosotros. Pero no voy a muchas de las pruebas extraeuropeas y a veces no los veo en mucho tiempo.
Se lo suele ver en el muro de boxes. ¿Qué tal es estar ahí y no al volante?
Es realmente interesante. Sé exactamente en que situación están los chicos y lo que deberían hacer. Es increíble verlo desde el otro lado, especialmente con los conocimientos que tengo. Hay veces que en una carrera, si hay un error de estrategia de otro equipo o algo así, piensas: “¿por qué no lo vieron? ¿Por qué no obraron de acuerdo a esta información”. Pero estando en el muro de boxes entiendes por qué es tan difícil. Lo que sabes en el coche depende del muro, así que es un trabajo muy duro.
Cuando corría decía que los récords no le importaban. ¿Le importan ahora?
La verdad es que es agradable recordarlos. Siempre dije que no me interesaban, y así era. Pero ahora estoy muy orgulloso.
¿Qué trofeo aprecia más?
El que me dio Bernie. No sé cuánto tiempo ha estado en F1, pero es el trofeo original que pasa de un campeón al siguiente. Después de ganar mi segundo título con Ferrari, le dije a Bernie: “Bueno, cuando gane el tercero me lo voy a quedar”. Y contestó: “vale, no te preocupes”. Así que tengo el trofeo original en casa.
¿Llegó a pensar que el imperio Ferrari crecería como lo hizo?
No creo que nadie pudiera haber imaginado lo que conseguimos. (Pausa) Sigo llevando a Ferrari en el corazón y siempre cruzo los dedos por sus pilotos.
El cambio de su tono lo dice todo. Ferrari es un tema que sigue siendo tremendamente importante para Michael, y los vínculos que forjó allí mientras redefinía lo que un piloto moderno de F1 podía lograr siguen siendo sólidos.
Ha sido una temporada difícil para Ferrari, ¿verdad?
¿Sabes? Al fin y al cabo así son las carreras. Experimentas altibajos. Pero, en última instancia Ferrari ha estado luchando por el título cada año desde 1997, y creo que eso es un gran logro de por sí. Cuando uno tiene en cuenta que Ross Brawn se ha ido. Jean Todt ya no está allí a tiempo completo, yo también me he ido… ha habido cambios muy importantes y sin embargo Ferrari sigue luchando por el título. Eso demuestra la clase de grupo que hemos formado estos años.
¿Qué pilotos le han sorprendido durante esta temporada?
Bueno… en cierto sentido creo que hay que hablar de Felipe Massa. No es que me haya sorprendido, pero ha demostrado muy a las claras de lo que es capaz, y lo que yo ya sabía desde el principio. Supongo que algunos simplemente necesitaban más tiempo para apreciar sus dotes.
¿Cómo cree que lo está haciendo Rose Brawn en Honda?
Creo que es el tipo adecuado para esta clase de proyecto, pero es un proyecto difícil. Muy difícil. Si él no puede hacerlo, nadie puede.
¿Qué opina de Sebastian Vettel? ¿Es el próximo “usted”?
La verdad es que ver su evolución es interesante y muy satisfactorio. Lo conozco desde que era un niño y es genial verlo. Pero no me parece justo compararlo conmigo. Sebastian será siempre Sebastian. Puede llegar a ser mejor que yo o puede que no.
¿Cómo es la presión de tener el apoyo de todo un país?
En realidad jamás pensé en ello; ¡simplemente me alegraba d que la gente estuviera mínimamente interesada! Creo que durante mi carrera no noté esa presión porque sencillamente estaba demasiado concentrado.
¿Le habría gustado correr contra Lewis Hamilton?
Bueno, corrí contra tíos bastante buenos: Senna, Mansell, Prost… Lewis es un gran piloto, pero todavía es bastante bueno en el oficio. Pero claro, creo que habría sido muy interesante ver lo que habría pasado si Lewis hubiera empezado en F1 al mismo tiempo que yo. Creo que se habrían producido muchas maniobras emocionantes…
¿Qué opina de los nuevos circuitos que se han estrenado esta temporada como Singapur y Valencia?
No lo sé, no he corrido en ellos.
Como espectador…(Pausa) Algunos han sido emocionantes y otros… un poco más aburridos.
El año que viene el reglamento de la F1 tendrá un montón de normas nuevas. ¿Qué opina de ellas?
Hummm… es una buena pregunta. Cuando se estudian las ideas que hay detrás de todo esto, creo que es un paso en la dirección correcta. Se puede poner en duda si algunas son necesarias o no, como el KERS, pero creo que eso solo lo podremos responder en el futuro. Pero reducir la aerodinámica y aumentar el agarre debería mejorar el espectáculo.
Este año se ha vivido una gran lucha entre Felipe y Lewis. ¿Cómo es estar en plena batalla por el campeonato del mundo?
Es muy… intenso. Cada minuto de tu vida gira alrededor de una única cosa, tanto tu vida profesional como tu vida privada. Felipe y Lewis estarían pensando “Qué es lo siguiente?¿Qué tengo que hacer?¿Qué va a pasar?”. En serio, estarían perfectamente concentrados y no pensarían en nada más. En nada.
¿Cómo era su relación con Bernie Ecclestone?
No creo que tenga una verdadera relación con él; desde luego no privada. Pero de vez en cuando nos vemos en una carrera. Diría que todo es bastante informal. Lo bueno es que Bernie tiene mucho sentido del humor; es un tipo muy gracioso.
Usted reescribió por completo los libros de récords de lo que un hombre podía conseguir en F1. ¿Alguna vez volverá a haber un siete veces campeón del mundo?
¿Sabes qué? Los récords están ahí para ser batidos. Tarde o temprano creo que seguramente alguien lo hará.
 
Michael brinda esta última respuesta encogiéndose tranquilamente de hombros. En cierto modo es bastante sorprendente: MS el hombre más famoso por ser uno de los pilotos más ultracompetitivos que haya corrido nunca en la F1 no parece muy interesado en conservar su récord. Es otra sorpresa, pero es que la pasión de MS por el deporte es tal que no le importaría en absoluto que alguien obtuviera ocho títulos, siempre que la F1 se beneficiara. Es un hombre suficientemente a gusto con su logros y contento de que la vida siga adelante.


Archivo: Revista F1 Racing, noviembre de 2008

lunes, 25 de febrero de 2013

ESPECIALES - LA AERODINAMIA EN F1




EL SECRETO ESTÁ EN EL AIRE



Junto con la mecánica, la aerodinámica es uno de los conceptos fundamentales de un monoplaza de Fórmula 1. Su correcto análisis y aplicación dará al monoplaza un rendimiento óptimo en conjunción con los elementos mecánicos. Antes de pasar a analizar una a una las distintas partes del coche vamos a explicar brevemente que és la aerodinámica.


La aerodinámica estudia el comportamiento y acciones que aparecen sobre un cuerpo sólido en movimiento (en este caso el monoplaza) y el fluido que lo baña (el aire), es así como los ingenieros diseñan los Fórmula 1 para generar poca resistencia al avance y maximixar el efecto que tiene la corriente de aire en la carrocería, ya que dicho flujo aéreo genera un enorme peso adicional para “pegar” el coche al suelo sin disminuir la velocidad, esta es la función principal de los alerones. 

Este efecto también es conocido como efecto suelo; también se busca enfriar el motor canalizando la corriente de aire a los radiadores y el motor. Por eso se pueden alcanzar velocidades superiores a los 300 Km/h. en la mayoría de los circuitos.

EFECTO SUELO


Es el fenómeno aerodinámico que se da en un cuerpo, con una diferencia de presiones entre la zona que hay por encima de él y la que hay por debajo, está muy cerca de la superficie de rodadura, lo que provoca unas alteraciones en el flujo de aire creando, en el caso de los Fórmula 1, una sustentación invertida.

SUSTENTACION Y SUSTENTACIÓN INVERTIDA

La sustentación es una fuerza generada sobre un cuerpo que se desplaza en el aire en dirección contraria al flujo del viento gracias a la diferencia de presiones superiores e inferiores, esto es lo que permite que un vehículo con alas (como el avión). En la Fórmula 1 se busca el efecto contrario: es decir, mantener el vehículo pegado al suelo, por eso se le denomina “sustentación invertida”.

El alerón delantero es el responsale del 33% de la fuerza que empuja el coche hacía abajo. Está formado por dos planos (o tablas) en paralelo que dan apoyo vertical y lengüetas laterales (endplates) que se encargan de retirar lo mas posible el flujo de aire que va hacía las ruedas quitando el frenado extra de este flujo sobre las llantas. El alerón delantero forma parte de todo el conjunto del morro llamado nosecone y debe estár bien anclado para resistir la fricción del aire.

NEUMATICOS

Los neumáticos generan una corriente de aire turbulenta que es inútil para alimentar la entrada de aire que se usa para refrigerar el motor. La forma de las ruedas reduce la turbulencia de dicha estela en los deflectores laterales haciendo que la corriente de aire que circula a través del monoplaza sea mas uniforme.

ALERONES LATERALES ( WINGLETS )

Con estos se busca generar carga extra hacía abajo, parecida a la de los alerones delantero y trasero y ayudan a centrar el falso peso que generan los dos alerones principales. Son partes fijas ya que la FIA no permite que este tipo de aletines sean moviles o regulables. Hoy en día estos elementos están prohibidos.


ALERON TRASERO


Este alerón es capaz de generar una carga de hasta 600 Kg. a máxima velocidad dependiendo del ángulo en el que se encuentre. Este ángulo es variable en función del setup (ajuste) que se use en cada circuito.

--------------------------------------------------------------


Un coche de Fórmula 1 actual tiene más cosas en común con un avión de combate que con un coche normal. La aerodinámica es una de las piezas clave para entender la Fórmula 1, por eso los equipos gastan millones y millones de euros en desarrollar y probar la aerodinámica cada año.

Los equipos comenzaron a experimentar con los alerones a finales de los 60. Los alerones de los Fórmula 1 siguen exactamente el mismo principio que las alas de los aviones, solo que al revés. A los monoplazas le interesa la fuerza descendente para la adherencia, a los aviones la ascendente para volar. Gracias al downforce, los monoplazas pueden tomar las curvas a velocidades de vértigo, ya que la aerodinámica de un coche de estas características es capaz de desarrollar una fuerza G (Fuerza gravitatoria) de 3,5g (Tres veces y medio el peso del monoplaza).

Posteriormente, a mediados de los 70 se descubre el efecto suelo. Los descubridores fueron los ingenieros de Lotus, se dieron cuenta de que no sólo los alerones  sirven para generar aerodinámica si no que el propio coche también. Significa que el propio suelo (la parte de abajo) del monoplaza puede crear un efecto downforce. Incluso se llegó a instalar un ventilador bajo el coche para conseguir más adherencia, pero esto tras una carrera fue retirado.


Cualquier pieza en un F1 es de vital importancia Así que la aerodinámica de la Fórmula 1 se basa principalmente en un aspecto. Cuanto más downforce más manejable pero más lento es el coche, cuanto menos downforce, será más rápido pero menos manejable. Así en circuitos como Mónaco, el coche tendrá alerones muy agresivos y voluminosos, que generan más adherencia, pero a la vez más resistencia al aire (por lo que la velocidad es menor). En circuito como el de Monza, todo lo contrario.

Todas las piezas que integran un monoplaza tienen su efecto aerodinámico, desde la suspensión hasta el casco del conductor, todo influye en estas precisas máquinas, por eso hasta la pieza más pequeña, tiene su función en un monoplaza.