viernes, 1 de marzo de 2013

GRANDES PELEAS - JOE LOUIS vs. MAX SCHMELING I y II (Yanquee Stadium, 1936-1938)





COMBATE CONTRA LA SEGREGACIÓN





Joe Louis combatió en contra de la segregacion racial, prevaleció fiel a si mismo, y a pesar de haber sido derrotado en el primer combate contra Schmeling, volvió, y más poderoso que antes logrando una victoria KO en el primer asalto. El amplio legado de Louis al frente de la categoría fundió a muchos valor, y esperanza de que un dia America daria credito y fidelidad a su credo, que es a la vez cimiento de su pais: "Sostenemos que estas verdades son evidentes por si mismas: Todas las personas son creadas IGUALES" afirmaba Louis, con filosofía.



Max Schmeling, por su parte fue segregado al no vender sus principios al partido nazi, se negó y aferró a no ser parte de una vision sin futuro. Por lo que su resolucion frente a Louis fue más que perfecta: con su propio corazón herido conquistó el cetro de la categoría Reina de América; era un campeon inmutable y también poderoso.


Max Schmeling, el hombre que sacudió la logica del boxeo cuando noqueó al gran Joe Louis en 1936, fue el mismo hombre que reivindicó la condicion humana al negarse a ser parte del partido nazi a pesar de las presiones del poder. Entonces el combate por el cinturón pesado tomaba una dimensión humana a causa de la conmoción mundial acerca del terror del nazismo, que ensombrecía el acontecimiento deportivo.



Schmeling entró en la fama plena cuando el 19 de junio de 1936, en el Yankee Stadium de New York, dejo tirado en el piso a Joe Louis en el duodécimo asalto, invicto hasta entonces y uno de los mas brillantes boxeadores de todos los tiempos. 

Aunque Louis pide la revancha contra el aleman, se enfrenta antes con James J. Braddock, con el titulo mundial en juego el 24 de junio de 1937, logrando la victoria en el octavo asalto. El Bombardero de Detroit conservó el legado mundial durante doce años (récord absoluto de años como campeón en el peso pesado), lapso en los que peleó con los mejores boxeadores del panorama mundial, incluida la deseada revancha ante Schmeling, que se celebra en 1938 en la misma velada neoyorkina

La revancha contra el teutón fue un breve pero vibrante combate, que termina en el primer asalto con la victoria de Louis, y Schmeling con dos costillas rotas. Más tarde serían excelentes amigos fuera del ring. Pese a que Schmeling era considerado por los nazis un prototipo de la raza aria, se ocupó de negar firmemente cualquier filiacion al partido y su valentía y hombría fue aún más grande e incomensurable. Como aquella noche que sacudió a los locales en New York.


Clip - primera pelea completa:


Clip - segunda pelea completa:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada